El Ajuntament de Sóller ha localizado cinco o seis puntos especialmente conflictivos. | Redacción Digital

1

Las campañas informativas y otras medidas de concienciación adoptadas por el Ajuntament de Sóller para evitar el abandono de objetos voluminosos en la vía pública, no han dado hasta ahora ningún resultado. Las denuncias de ciudadanos que fotografían objetos abandonados al lado de los contenedores inundan estos días las redes sociales dejando en evidencia el incivismo, pero también la incapacidad municipal de remediar este grave problema.

Recientemente la concejalía de Medio Ambiente lanzó una campaña de concienciación sobre este problema, también a través de las redes sociales, que no parece haber tenido mucho éxito.

Los objetos abandonados son sobre todo muebles y electrodomésticos y, prácticamente, aparecen casi a diario en muchos puntos de recogida, tanto de recogida selectiva como de basura, aunque según el concejal de Medio Ambiente, Josep Ll. Puig, «tenemos localizados cinco o seis puntos problemáticos».

La normativa municipal prevé fuertes sanciones para los infractores pero hasta ahora pocos de ellos han podido ser pillados ya que la mayoría de objetos se abandonan de noche. En algunos casos se ha podido multar a los infractores por haber abandonado junto a los muebles documentos que les delataban como, en un caso reciente, una citación judicial.

Josep Ll. Puig aseguró ue «no se dejará de trabajar para sensibilizar a toda la población de que se deben utilizar los canales que el municipio ofrece para deshacerse de objetos». Anunció también que se colocarán carteles informativos en unos 200 puntos de aportación de residuos para que la falta de información «ya no sea una excusa».