Imagen de cuando se comenzaron las obras las obras del golf de Son Bosc. | M.Serra

3

El Ajuntament de Muro recurrirá por segunda vez la sentencia que declaró ilegal la licencia de obras del golf de Son Bosc, al lado del parque natural de s’Albufera.

El alcalde, Martí Fornés (Convergència Democràtica de Muro), ha convocado un pleno para este lunes con un único punto: la interposición de un recurso de casación ante el Tribunal Superior de Justicia contra la sentencia que desestimaba el golf de Son Bosc. Teniendo en cuenta que el gobierno municipal (CDM, PI y PP) anunció hace tres semanas que esperaría el dictamen de sus servicios jurídicos para decidir si recurriría o no la sentencia, y dado que hay dos informes técnicos aconsejan hacerlo, cabe deducir que el gobierno será coherente y se pronunciará a favor de presentar el recurso de apelación.

El Ajuntament dispone de dos informes que aconsejan recurrir el último fallo: uno del gabinete jurídico Fornell y otro del secretario municipal.

La izquierda murera (el PSOE y Més) es partidaria de no recurrir. Porque no quieren el golf –el PSM, ahora integrado en Més, puso la demanda contra la licencia junto al GOB– y porque «supone un gasto innecesario para las arcas municipales que repercutirá en todos los ciudadanos».

Noticias relacionadas