El complejo industrial de Yanko, que cerró hace diez años, se encuentra en la carretera de Binissalem. | Antoni Pol

4

El Ajuntament de Inca ofrecerá un solar de 13.928 metros cuadrados al Consell de Mallorca para que acoja la nueva central de los bomberos de Mallorca. Se trata de los terrenos que el Consistorio recibirá como compensación de la zona industrial que se quiere desarrollar alrededor de la antigua fábrica Yanko. El alcalde Virgilio Moreno explicó ayer que «se tramita una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) mediante el que se rebaja la edificabilidad del solar de uso público, según una recomendación de la Comissió Balear de Medi Ambient».

Con este trámite, dicha edificabilidad pasará de poder llegar a los 34.890 metros cuadrados a casi 7.000 metros cuadrados «superficie más que suficiente para acoger la sede central de los bomberos», según Moreno.

Ahora falta conocer si la institución insular opta por este solar ubicado en la carretera de Binissalem y con buena conexión o apuesta por construir la central en otro municipio. El alcalde Moreno recordó que «hace unos seis meses, el Consell pidió información sobre el solar de Yanko para estudiar su idoneidad». La institución insular también sondeó a otros municipios para conocer la posibilidad de otros solares.

«Cuando recibimos la petición del Consell decidimos acelerar la tramitación de la zona industrial de Yanko con los propietarios y poder disponer de estos terrenos que el Ajuntament recibirá como compensación», según palabras de Moreno que añadió que «también dispondremos de otro solar de dimensiones inferiores que se destinará a promoción industrial o a la construcción de una nave para Servicios municipales».