La familia Valls ha regentado el negocio durante más de 50 años. | Gelats Valls

19

La familia Valls quiere agradecer públicamente su apoyo a todos los que firmaron para mantener abierto el quiosco cuando se inició en abril el expediente de desahucio. Reunió más de 5.000 firmas en apenas unas horas. Este domingo, a partir de las 16.00 horas, repartirá gratis helado entre sus clientes.

La familia ha presentado un contencioso contra la orden de desalojo que el alcalde de Pollença, Miquel Àngel March, firmó el 23 de septiembre y que fue ratificada por el pleno seis días después.

El decreto de Alcaldía se había demorado casi seis meses desde el inicio del expediente de desahucio el pasado mes de abril. La demora provocó la presentación de una demanda por presunta prevaricación contra March y contra el exalcalde Bartomeu Cifre Ochogavía por su presunta inactividad en beneficio de la familia que explota el negocio. La querella por prevaricación, interpuesta a finales de julio, ha sido admitida a trámite en un juzgado de Inca.

Favorecido

Un escrito registrado en el Ajuntament días antes de la interposición de la querella cifra en 724.479,13 euros las ventas de la heladera en el año 2014. El denunciante sostiene que el Ajuntament favorece a Gelats Valls permitiéndoles explotar el quiosco sin licitación pública.