La afectación del llamado ‘pinaret’ de Gesa es una de las cuestiones que enfrentan al Ajuntament y a la Autoritat Portuària en relación a los planes de reforma de la primera línea del puerto. El proyecto elegido divide el pinar con un nuevo vial. | Redacción Digital

2

Puertos del Estado y el Ajuntament de Alcúdia negocian que se despatrimonialice la piscina, el pinar de Gesa y un tramo del Paseo Marítimo. Si hay acuerdo, ambas infraestructuras pasarían a ser de propiedad municipal.

Así lo ha confirmado el alcalde Antoni Mir, tras reunirse la pasada semana con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca y con el presidente de la Autoritat Portuària de Balears, Joan Gual.

El alcalde explicó también que la Autoritat Portuària le ha confirmado que la actividad industrial de los astilleros se desplazará de la primera línea a la nueva explanada que resultará de la ampliación del puerto deportivo de Alcudiamar.

Cabe recordar que el Ajuntament de Alcúdia y la Autoritat Portuària mantienen una larga disputa por los derechos de uso de la piscina y el pinar de Gesa.

Noticias relacionadas