Imagen de archivo de una tormenta eléctrica. | (c) Sergio G. Canizares

0

La tormenta eléctrica registrada este martes ha obligado a cerrar al baño varias playas del municipio de Calvià, en las que se ha colocado bandera roja, informa el 112.

El servicio de emergencia detalla en su cuenta de Twitter que se mantienen cerradas las playas de Santa Ponça, Palmira, Roman y Tora. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene activado el aviso amarillo (riesgo) por lluvias para este martes y miércoles.