Imagen e uno de los patos sorteados en Can Picafort. | Jaume Morey

19

La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) ha denunciado que el Ajuntament de Santa Margalida regalara cuatro patos vivos tras la suelta en pasado lunes en Can Picafort. Los patos vivos fueron cedidos por un particular.

Desde ANPBA han presentando un escrito en vía administrativa ante la Conselleria d’Agricultura mediante el que se insta a la administración balear «a abrir un expediente a fin de aclarar los presuntos hechos» y determinar «si se podría haber vulnerado la normativa sectorial en materia de protección de los animales, de sanidad animal y demás normativa de aplicación».

Desde la asociación animalista consideran también que el sorteo de cuatro aves vivas tras la tradicional suelta de patos de goma podría vulnerar un dictamen del Consejo de Europa referido a las necesidades biológicas y psicológicas de los patos domésticos. Dicho dictamen dispone que los patos no deben ser utilizados en espectáculos ni exhibiciones.

Noticias relacionadas

Por su parte, el delegado municipal de Can Picafort, Joan Monjo, quitó importancia a la denuncia y aseguró que en la mayoría de pueblos se entregan animales vivos durante las tradicionales corregudes de joies.