Cala des Gats en Costa de la Calma.

36

Los perros podrán moverse y nadar sin problemas por una parte del litoral de Calvià, después de que el alcalde Alfonso Rodríguez Badal (PSOE) haya firmado un decreto en el que habilita dos zonas de baño en Palmanova y Costa de la Calma para que las mascotas puedan refrescarse ya a partir de este verano.

La ordenanza municipal de bienestar animal y tenencia de animales en el entorno urbano aprobada en 2006 especificaba que no estaba permitida la presencia y circulación de canes en playas; mientras que en lo tocante a las zonas de baño situadas fuera de las playas, en función de la concurrencia de bañistas u otras circunstancias, la norma preveía que el alcalde pudiera determinar mediante decreto aquellas en las que está específicamente prohibida la circulación de mascotas, así como las condiciones en que estas podrán ser usadas para el paseo de animales.

De esta manera, Rodríguez Badal ha designado Punta Marroig (Palmanova) y Cala des Gats (Costa de la Calma) como tramos de litoral en los que se autoriza la presencia y circulación de perros todo el año.

Los propietarios de los perros que circulen por estas zonas deberán hacerse cargo de los excrementos, recogiéndolos y depositándolos en contenedores de residuos sólidos urbanos. Asimismo, los canes potencialmente peligrosos deberán portar bozal.