Joan Pelós y las Àguiles recorrieron las principales calles de Pollença durante la procesión y bailaron durante la misa de Corpus. | Pilar Pellicer

3

Pollença vibró el domingo con el tradicional baile de las Àguiles y Joan Pelòs que recorrieron las principales calles de la localidad durante la procesión del Corpus.

Centenares de vecinos y turistas se agolparon en las callejuelas para contemplar el paso de las tres figuras que interpretan danzas con reminiscencias medievales que se iniciaron hace más de cuatro siglos.

El ritual de vestir a las dos jóvenes que este año han interpretado a las Àguiles, Catalina Crespí y Núria Vallori de 25 años, empezó poco después de mediodía.

Tras la misa, donde las Àguiles y Joan Pelós bailan la Oferta, las tres figuras encabezan la procesión que se celebra siempre el domingo después del día del Corpus en la localidad y que además de ser un rito ancestral, también es un reclamo turístico.

Debido a la vistosidad del baile de las Àguiles, esta tradición se conserva a la perfección en la localidad. De hecho, las familias de la localidad dejan cerca de cuatro kilos de joyas que se bordan cuidadosamente en las capas de las dos águilas.