Xisca Rosselló y Aina Sastre, ayer, al concluir la mesa redonda. | Elena Ballestero

5

Tres meses después de salir a la luz pública la intención de dos mujeres de Alaró, Xisca Rosselló y Aina Sastre, de integrarse en el grupo de Cossiers, la tensión inicialmente generada empieza a disminuir.

Expertos de diferentes ámbitos analizaron el sábado en una mesa redonda convocada por la revista Sa Plaça el presente y futuro de los cossiers y cossieres. Entre el numeroso público asistente (faltaron sillas), estaban las dos mujeres directamente afectadas, una de ellas (Aina Sastre), regidora de Cultura de Alaró.

El debate aclaró diversas cuestiones. De una parte que la decisión de que las mujeres puedan ser cossiers está tomada. Segundo, que fueron los propios cossiers los que quisieron que fuera el Ajuntament quien decidiera en este asunto.

El tema que todavía no está claro es si las mujeres solo podrán representar el papel de dama o si también podrán formar parte de los Cossiers. A día de hoy Xisca Rosselló y Aina Sastre asisten a los ensayos para aprender el papel de la dama en los bailes.

De momento, habrá que esperar como mínimo a las fiesta de Sant Roc cuando está previsto que al menos una de las chicas, se estrene en con los cossiers.