Campo de trabajo en el que participaron estudiantes de arqueología en el santuario prehistórico de Son Mas en las excavaciones dirigidas por William Waldren en 2003.

0

Una parte importante de la historia más ancestral de Valldemossa está contenida en los archivos del arqueólogo William Waldren (Nueva York, 1924–Londres, 2003) que su viuda ha cedido ahora al Ajuntament de la localidad. Waldren realizó excavaciones en yacimientos tan importantes del término como Son Matge o Son Olesa, aunque también lo hizo en otros lugares.

Doctorado en Arqueología por la Universidad de Oxford en 1975, se instaló en la Isla en 1952, concretamente en Deià. Su implicación con Mallorca se plasmó en la creación del Museu Arqueològic de Deià en el año 1962.
Por lo que respecta a sus descubrimientos, los análisis que se llevaron a cabo de la cerámica encontrada en Son Matge en 1999 supusieron la confirmación de que este material fue introducido en la Isla en el neolítico, en la primera mitad del tercer milenio antes de Cristo, o sea, hace unos cinco mil años.

También realizó excavaciones en el santuario de Son Mas, en el Pla del Rei, lugar en el que los restos más antiguos corresponden al año 2170 aC. Las dataciones con radiocarbono indicaron entonces que el santuario se utilizó en el periodo pretalayótico, talayótico y postalayótico.

El prestigioso arqueólogo falleció en Londres en noviembre de 2003, a la edad de 79 años.
El Ajuntament

Dídac Alcalà, concejal de Cultura, Patrimoni i Educació de Valldemossa, indicó que en los archivos se encuentra abundante material audiovisual en formato antiguo, numerosos datos y estudios y unos pocos moldes.

Alcalà señaló que el Consistorio está muy agradecido por esta donación y que el material ahora se inventariará y se intentará que esté al alcance de los investigadores que lo requieran.