Antoni Cánovas, portavoz de On Son Servera, frente a las instalaciones del Poliesportiu Es Pinaró. | Assumpta Bassa

3

on son servera (ON SS), partido en la oposición, ha denunciado que la empresa concesionaria del Poliesportiu Es Pinaró ha cobrado, desde diciembre de 2013 hasta ahora, «de manera presuntamente ilegal al no estar aprobado por pleno, 12 euros en concepto de mantenimiento de matrícula durante un mes».

ON SS explica que «la concesión del polideportivo fue muy generosa, pero es que, además, ha habido una serie de reiterados incumplimientos por parte de la empresa». Cánovas apunta que «la concesionaria debe aplicar las tarifas aprobadas por pleno. En ellas se establece una matrícula de 22 euros, pero nada más. La concesionaria, desde que abrió, cuando un usuario ha dejado de ir un mes, al siguiente le han cobrado 12 euros en concepto de mantenimiento y esto no es legal, ya que no ha pasado por pleno. Desde hace más de dos años centenares de personas se han visto afectadas».

Por todo ello, ON SS, pide al equipo de gobierno que «se devuelva a los usuarios el dinero cobrado de manera ilegal» y «que se abra un expediente informativo, ya que, según el pliego de condiciones, es una falta muy grave», asegura Cánovas.