Previous Next
27

El Ajuntament de Pollença ha emitido este lunes un comunicado para explicar la situación del quiosco ocupado por los Gelats Valls, empresa que opera desde 1930, y ubicado en el Paseo Anglada Camarasa del Port de Pollença, a raíz de la campaña de apoyo y de recogida de firmas, ya se han reunido más de 3.000, surgida estos días para que se mantenga.

Desde el Consistorio explican que en la anterior legislatura el Ajuntament de Pollença aprobó en la Junta de Gobierno de 5 de mayo de 2015 una autorización extraordinaria e improrrogable que finalizó el 31 de diciembre de 2015. En el mismo acuerdo se preveía la licitación del punto de venta de helados por el siguiente ejercicio, a partir de 2016.

«Es una obligación legal que los quioscos fijos en dominio público se liciten y adjudiquen con un concurso público y abierto. La adjudicación sin concurso supone una prevaricación administrativa por parte de la autoridad que lo lleva a cabo».

Fuentes municipales recuerdan que este quiosco fijo revirtió al Ajuntament a 1 de enero de 2016, «tal y como se especificaba en la autorización extraordinaria y que Gelats Valls aceptó en hacer efectiva la ocupación de 2015».

La propiedad de Gelats Valls «eran conocedores de que el quiosco no se podía abrir este 2016 sin la pertinente autorización ya pesar de no disponer de concesión administrativa optaron por abrir».

El Consistorio apunta que «se les notificó que esta irregularidad vulneraba la legislación vigente y que la explotación había que cerrar hasta que no acabara el proceso de concurso público».

Actualmente desde el Ajuntamento está terminando una licitación por un quiosco de helados respetando la legalidad a través de «un concurso público y abierto que permitirá seguir con la actividad de venta de helados en este quiosco».

Autorización de 2015

Enlace de la autorización extraordinaria e improrrogable aprobada en la Junta de Gobierno de 5 de mayo de 2015: https://drive.google.com/file/d/0B6fr25gqc1slT2hXaVJwZkI1ZUU/view