Aitor Ortega, de Telefónica, y Bartomeu Gili, alcalde de Artà, durante la presentación del proyecto. | Ajuntament de Artà

La fibra óptica llegará a más de 4.000 domicilios, comercios y pequeñas y medianas empresas de Artà. La compañía Telefónica ha presentado este miércoles su plan para instalar esta tecnología en el municipio.

Las tareas de instalación comenzaron hace un mes y está previsto que acaben a finales de verano. Para llevarla a cabo, se utilizan las canalizaciones ya existentes, sustituyendo el material de cobre por la fibra óptica, y sin extender nuevo cableado para las fachadas. La inversión es de un millón de euros.

Desde el Ajuntament de Artà se pidió que la fibra óptica llegara también a la Colònia de Sant Pere. De momento, sin embargo, se limitará al núcleo de Artà. «Estudiaremos la posibilidad de que llegue en una próxima fase», indicó Aitor Ortega, director de Telefónica en Balears.

El Consistorio valora positivamente esta mejora en las conexiones. «Los beneficios serán mayores que no las molestias que pueda generar el trabajo de instalación», indicó el alcalde, Bartomeu Gili, y añadió que para los vecinos «es importante obtener el mejor servicio posible».

Además, ha hecho un especial apunte para las empresas de innovación, «por las que el municipio ha apostado, como la existencia del vivero de empresas, por ejemplo, y que necesitan este servicio para poder desarrollar su tarea».

Las aplicaciones de esta tecnología son variadas tanto para particulares como para negocios. Permite, entre otras, una mejora en la recepción de la televisión digital en alta definición y más almacenamiento en red. Según Telefónica, el usuario podrá alcanzar una velocidad de transmisión de datos diez veces superior a la del ADSL actual.