Vista de la isla de sa Dragonera. | Redacción Digital

4

La junta rectora del parque natural de sa Dragonera ha aprobado la creación de una reserva marina alrededor de la isla, así como la puesta en marcha de los estudios previos para redactar su nuevo Plan de Uso y Gestión (PRUG), que incluyen el análisis de la presión humana y los impactos de los visitantes.

En la reunión celebrada este jueves en la sala de plenos del Ajuntament de Andratx, la junta gestora ha aprobado la memoria anual de 2015, el plan de actuaciones para 2016 y cambios en la gestión, ha informado el Consell de Mallorca en un comunicado.

Además de apoyar la creación de la reserva marina, la junta rectora ha estudiado la conveniencia de ampliar el parque a las aguas que lo circundan para homogeneizar las diferentes figuras de protección del entorno como parque natural, reserva marina, Zona de Especial Conservación para las Aves y Lugar de Interés Comunitario.

La junta ha acordado que es conveniente que se compruebe de forma definitiva que no hay ratas en la isla, cinco años después de la última campaña de desratización, para poder declarar el parque como «zona libre de ratas».

Los miembros de la junta han rechazado además la posibilidad de que se realicen prospecciones petroleras en aguas próximas a Balears.