Momento de la presentación del Plan de Residuos de Inca. | Ajuntament de Inca

1

El Casal de Cultura de Inca acogió este miércoles la presentación del Plan de Residuos que se ha elaborado en Inca. Ángel García, teniente alcalde de Medio Ambiente, la directora insular de Residuos, Catalina Canals, la concejal de Servicios, Francisca Barceló, y numerosos vecinos participaron de la exposición del resultado de más de 5 meses de trabajo de los técnicos redactores junto con la participación de la ciudadanía y representantes de los sectores económicos de la ciudad. «Ahora tenemos en las manos, por primera vez, un documento marco donde se nos indica lo que podemos hacer para conseguir los objetivos de reciclaje que nos indica la normativa», indicó Barceló.

Dese el Consistorio se informa que su objetivo es fomentar y aumentar el reciclaje, «ya que en 2015 sólo se registró un 8%». Por ello, se ha propuesto que las personas que más reciclen tendrán descuentos en la tasa de basuras y los menos colaboradores a estas tareas verán que el recibo subirá. «Dado por descontados los beneficios medioambientales de una correcta gestión de los residuos, creemos que la gente que se preocupa por hacerlo bien se debe premiar porque con su acción produce un beneficio para toda la ciudad», contó Barceló . Una de las medidas que permitirá un control sobre este tema será en la recogida de la fracción de orgánica en contenedores cerrados que sólo se podrá acceder con una tarjeta electrónica individual.

Propuestas

En el documento propone cambios importantes respecto al actual sistema de gestión de residuos y se presentan diferentes soluciones para zonas de Inca según la densidad y altura de la tipología de viviendas.

Así, se proponen varios tipos de recogida para llegar a la cifra del 50% de reciclaje sobre el total de todos los residuos colectados, tal como indica la normativa europea para el 2020. La recogida puerta a puerta en diferentes zonas de la ciudad será una de las novedades del plan. «En zonas delimitadas por los técnicos esta modalidad puede suponer un aumento de la selectiva y la retirada de contenedores», comentó Barceló.

Por otra parte, se eliminarán los contenedores de la zona rústica. Esta medida se complementará con la creación de unas áreas de aportación a las entradas al casco urbano. «Estos espacios estarán totalmente integrados con el entorno, debidamente vigilados y, además, darán servicio, también en el resto de ciudadanía», dijo Barceló. Dese el Ajuntament informan que muy pronto, todo el documento se encontrará online en la web residus.es/inca.

El Plan de Residuos servirá próximamente para la elaboración del pliego de condiciones del servicio de recogida de basuras de la ciudad. Recuerdan que en estos momentos el contrato se encuentra prorrogado porque el equipo de gobierno estaba a la espera de poder contar con este documento marco para recoger las prioridades y objetivos.