La Policía Local encontró al infractor en el momento de dejar los tubos. | Ajuntament de Algaida

3

El Ajuntament de Algaida ha sancionado con una multa de 1.500 euros a un particular por el vertido de tubos fluorescentes en un contenedor de las afueras.

La Policía Local encontró al infractor en el momento de dejar los tubos, lo pudo identificar y, posteriormente, el Ajuntament abrió el pertinente expediente sancionador en materia de residuos que acabó con la aplicación de dicha sanción económica.

El Consistorio informa que los tubos fluorescentes son considerados un residuo peligroso y, por ello, «su vertido en lugares indebidos supone una infracción grave que tiene el grado máximo de sanción en esta materia tanto por el hecho del vertido como también por la cantidad de fluorescentes dejados en el contenedor».

La alcaldesa de Algaida, Maria Antònia Mulet, lamentó que «se hagan este tipo de vertidos y más en un municipio como el nuestro que trabajamos para dar las máximas facilidades y dedicamos esfuerzos para sacar los residuos de forma correcta». En este sentido, recordó que «aparte del parc verd de Algaida y de la recogida selectiva puerta a puerta, en las afueras hay 7 áreas de aportación».

En la misma línea apuntó que «desde el Ajuntament hacemos controles entre la Policía Local, la Brigada Municipal y también algunos vecinos que colaboran para poder encontrar a los infractores y así intentar evitar que se hagan vertidos incontrolados».

Reciclaje

El Consistorio recuerda que recientemente se han hecho públicas unas estadísticas sobre el reciclaje en el municipio. Así, la cantidad de residuos reciclados han pasado de un 17'8 por ciento en el año 2010 hasta alcanzar el 56'9 por ciento en 2015. «Se trata de un aumento del reciclaje que coincide con la implantación de la Inspección técnica de Residuos (ITR) en la que Algaida fue un pueblo pionero».