Hace unas semanas se inicio la construcción de la rampa de acceso al mar para las embarcaciones. | Redacción Brisas

7

La construcciónde una rampade acceso al mar que está llevando a cabo el Club Nàutic de Portocolom en el Passeig Miquel Massutí significa para la Plataforma Salvem Portocolom «el primer paso para cerrar toda la franja de paseo que aún queda abierta de la primera línea del puerto». «Se trata de una instalación privada, y el uso de la que supondrá el pago de una tasa. Además se produce en un momento en que nos consta la intención explícita de Ports de les Balears de construir otra rampa en sa Bassa Nova, pública y gratuita».

Es por ello que la plataforma señala que la instalación que está a llevando a cabo el Club Nàutic «agravará la falta de espacio de aparcamiento en todo el puerto. Las familias jóvenes que llevan sus niños a los columpios e inician un paseo por el Port, deberán aparcar en la parte de sa Capella. Una zona ya de por sí altamente congestionada. El problema se agravará dramáticamente durante los meses de verano».

La Plataforma señala para dar motivos contra el cierre de la zona que se trata de un espacio que se encuentra en una zona inundable que supone un peligro para los habitantes del puerto, por tanto «el cierre que pretende llevar a cabo el Club Nàutic representa una barrera física que, en caso de repetirse la catástrofe de las inundaciones de 1989 aumentaría notablemente el riesgo para los vecinos de la zona. Además, la construcción de una rampa de hormigón justo al lado de la desembocadura del torrente, podría retrasar la evacuación de sus aguas».