Tomeu VIch denuncia que las quemas han acabado con cientos de sus abejas. | Michel's

3

Varios vecinos del Port denuncian al Ajuntament de Andratx y, con copia del mismo escrito, a la Conselleria de Medi Ambient, Agricultura i Pesca y a SEPRONA la quema indiscriminada y sin control de restos de poda en terrenos próximos a la depuradora y «deixalleria» de la carretera del Port y piden soluciones a la contaminación atmosférica a cada institución dentro de sus competencias, especificadas en el escrito.

Son varias las empresas que realizan esta actividad ilegal ya que cada finca solo puede quemar los restos que esta produce y no quemar los restos vegetales de otros y, además, haciendo negocio.

Uno de los denunciantes tiene una explotación apícola y es el más perjudicado ya que las abejas enferman y mueren a causa del humo y denuncia una disminución drástica del número de abejas (un 60 por ciento), con las consecuencias que ello conllevará para la polinización de los almendros de toda la comarca de cara al año que viene.

Los vecinos también denuncian que esta actividad de quema indiscriminada y sin control es fuente importante de dioxinas que, incluso en pequeñas cantidades, constituyen un problema para la salud y el medio ambiente ya que son persistentes y permanecen en el medio ambiente durante largos periodos, antes de degradarse, aparte de poder ser permanentes incluso en personas y animales, es decir, totalmente nocivos para la salud.

Solicitan al Ajuntament de Andratx la elaboración de una Ordenanza Reguladora del Plan Local de Quemas, vigilancia, inspección; a la Conselleria que los residuos procedentes de las quemas no contaminen el suelo ni los acuíferos, que los sistemas de gestión de residuos se realicen correctamente, que los restos vegetales pueden aprovecharse para elaboración de biomasa; al Consell de Mallorca, que las empresas denunciadas no realizan fraude en sus facturas (que no factura a sus clientes la eliminación de residuos en la incineradora, cuando realmente se queman en una parcela rústic ARIP y que gestionan sus residuos de conformidad con las atribuciones asignadas al Consell en los planes directores sectoriales vigentes en materia de residuos; al SEPRONA piden que les confirme que dicha empresa no realiza vertidos ni contaminación del medio ambiente.

Cabe recordar que en octubre de 2014 la asociación Salvem Andratx ya denunció esta situación.