3

El mapa salido de las pasadas elecciones generales del día 20 se asemeja bastante al de color político de los equipos de gobierno en los diferentes municipios, aunque presenta algunas diferencias. Resulta llamativo en el caso de Manacor que en el mismo mes en que se ha producido el cambio en la alcaldía, pasando ésta a un pacto de centroderecha, sean las formaciones de centroizquierda e izquierda las que sumadas obtengan una mayoría significativa.

Por lo que se refiere a los grandes municipios del área próxima a Palma, Marratxí es el único que presenta una ligera ventaja de las formaciones de centroderecha. Calvià y Llucmajor, con equipos de gobierno de izquierdas, han tenido resultados algo más favorables para las formaciones de centroizquierda. Sorprende el caso de Andratx, con un gobierno integrado por PP y PI. Allí la izquierda se impone con una clara ventaja.

En cualquier caso, y teniendo en cuenta que nunca es exactamente extrapolable lo que sucede en unas elecciones parlamentarias a otras municipales, lo que si queda claro es que con estos resultados también se hubieran tenido que negociar pactos y alianzas entre diferentes formaciones para conformar los consistorios.