Se han detectado humedades en los muros y corrosión en las ventanas.

0

Un informe realizado por el arquitecto técnico municipal de Búger advierte de la gran cantidad de deficiencias que presenta el edificio del colegio público Els Molins. Algunas de ellas suponen un riesgo para la seguridad de los alumnos.

Las conclusiones son que solo una reforma integral del edificio, construido en 1954, solucionaría la problemática, ya que continuar con pequeñas reparaciones «supondría costes importantes y difícilmente se podría llegar a tener un edificio en un estado totalmente adecuado».

Los padres y madres de alumnos, la dirección del centro y el Ajuntament reivindican la construcción urgente de una nueva escuela.

La escuela fue edificada en 1954 y a los tres años de su construcción se observaron deficiencias en la infraestructura que obligaron a su desalojo en el curso 1965/1966. Estuvo cerrada tres años hasta que se hizo una reparación integral. No fue suficiente.