En el año 2010 se realizó una intensa campaña de inspección de los residuos. | Gori Vicens

8

El Consistorio de Porreres ha decidido implantar la bolsa roja para que los vecinos saquen con ella los residuos no reciclables. El equipo de gobierno pretende beneficiar así a aquellas personas que realmente reciclan.

Este sistema ya se aplica con éxito en municipios como Maria de la Salut y Esporles. Porreres intentó ponerlo en marcha en 2010, pero será ahora cuando el departamento de Medi Ambient lleve a cabo esta iniciativa. Ya se han realizado reuniones informativas con los empresarios del municipio y hay otra prevista para el próximo 21 de noviembre en la biblioteca municipal.

La alcaldesa, Xisca Mora, señala que se ha calculado que esta utilización de la bolsa roja «reportará unos beneficios de alrededor de un 15 por ciento a los usuarios». Este sistema castiga a los vecinos que menos reciclan, ya que para sacar este tipo de basura solo pueden utilizar esta bolsa que previamente tendrán que comprar a un precio que aún no se ha estipulado, pero que estará entre los 50 céntimos y un euro. Los que más reciclen serán los que menos bolsas tendrán que utilizar.

Durante las primeras semanas, el Ajuntament regalará las bolsas para que la gente se familiarice con el funcionamiento del nuevo sistema de recogida de basura.