Más de un centenar de personas se congregaron en el Molí d’en Xema. | Guillem Mas

15

El anuncio de la Conselleria d’Educació de la posibilidad de abrir una nueva línea de Infantil (de cuatro años) en un colegio público de la ciudad para ubicar a ocho nuevos alumnos ha generado una alarma social que se ha traducido en una movilización en las diferentes escuelas de la localidad.

Este viernes más de un centenar de padres se concentraron ante el colegio Molí d’en Xema vestidos de negro para protestar y exigir soluciones.

La nueva línea de Infantil que se plantea, en caso de llevarse a cabo, se ejecutaría en uno de estos tres centros: Molí d’en Xema, sa Graduada y Jaume Vidal.

Noticias relacionadas

Las asociaciones de padres se reunieron este viernes para tratar el tema.