Els dimonis de la procesión de la Beata. | Twitter

Un año más, Santa Margalida ha disfrutado este domingo de su tradicional procesión de la Beata. Doce carrozas formaban el desfile, las mismas que el año pasado con algún pequeño cambio. Estas carrozas relatan de manera cronológica la vida de Santa Catalina Thomàs, desde su infancia payesa hasta su vida en el convento de Palma.

Un total de 120 personajes participan en esta recreación. En esta edición la beata estaba encarnada por Marta Perelló, que ha exhibido, como manda el guión, impasibilidad ante las continuas provocaciones de los dimonis.

El pueblo se ha volcado una vez más en la procesión más típica de Mallorca. Además, muchos políticos han acudido a presenciar el desfile es el caso de la presidenta del Govern, Francina Armengol; el vicepresidente, Biel Barceló, la consellera de Hisenda, Catalina Cladera; Marga Prohens, portavoz del Partido Popular, entre otros.