Pere Joan Llompart, Pedrona Seguí, Liniu Siquier, Biel Ferragut, Magdalena Solivelles y Joan Ramis reunidos esta semana en sa Pobla.

4

No disponen de una atractiva costa con la que competir por el turismo de sol y playa, pero los municipios del interior de Mallorca tienen mucho que ofrecer y cada vez suman más alojamientos turísticos. Sa Pobla, Campanet, Búger y Llubí buscan una fórmula común que, al estilo de los consorcios de promoción más punteros, les reserve un espacio imprescindible en el mercado de los principales touroperadores.

La idea parte del alcalde de sa Pobla, Biel Ferragut, que la ha hecho extensiva al resto de gobiernos municipales. Biel Ferragut, Pedrona Seguí (sa Pobla), Magdalena Solivelles (Campanet), Liniu Siquier (Búger), Joan Ramis y Pere Joan Llompart (Llubí) se reunieron este miércoles en sa Pobla para fijar las principales líneas de promoción de este nuevo producto.

El turismo de viviendas vacacionales está cada vez más implantado en esta zona del interior de la Isla. No en vano los cuatro municipios suman una oferta turística regulada de 1.205 plazas. Se calcula que el número de viviendas vacacionales que se comercializan sin disponer de la pertinente autorización de Turisme puede triplicar esta cifra. Muchas son las propuestas que hay sobre la mesa y que serán debatidas en el próximo encuentro a principios de octubre. Se habla de la posibilidad de crear itinerarios gastronómicos, culturales, medioambientales, para ciclistas...

Aunque en un principio se habló de la posibilidad de que la agrupación de municipios formara una mancomunidad turística, finalmente se ha rechazado esta fórmula por una cuestión administrativa y económica, pues requeriría de una dotación presupuestaria y del visto bueno del Consell. El reparto de las aportaciones económicas entre los municipios habría complicado el acuerdo en tiempos de crisis. Así, finalmente, los cuatro municipios regularán el nuevo acuerdo de promoción mediante la firma de un convenio específico.