Acceso a la urbanización de Cala Carbó en Pollença, desclasificada por el Govern balear en 2008. | Elena Ballestero

14

¿Existen vínculos empresariales entre el grupo chino que hay detrás de la compra por 10.000 euros del aeropuerto de Ciudad Real y las demandas registradas contra el Govern balear tras la desclasificación de la urbanización de Cala Carbó en 2008? El grupo inversor Tzaneen International, ganador de la subasta judicial para hacerse con el fallido aeropuerto de Ciudad Real por 10.000 euros tiene un único administrador, José Manuel González Porro, que curiosamente es también el administrador único de la sociedad Cagimer, una de las que reclamaba ser indemnizada por la protección de Cala Carbó en Pollença.

Aunque el Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) le concedió en 2013 el derecho a cobrar 673.263 euros del total de 993.267,79 que reclamaba al Govern balear, en junio de 2015 el Supremo aceptó parcialmente los recursos del Govern y el Ajuntament presentados contra esta sentencia, de modo que Cagimer deberá ser indemnizado únicamente por los gastos ocasionados por la elaboración del proyecto o proyectos técnicos realizados, las obras acometidas, la financiación y la gestión, cantidades que se fijarán en la fase de ejecución de la sentencia judicial.

Expectativas frustradas

Los propietarios afectados por la desclasificación del suelo urbano reclamaban una indemnización total de más de 100 millones de euros. El Govern desestimó su petición en la vía administrativa y acabaron llevando el caso a los juzgados. La primera sentencia del TSJB supuso un fuerte varapalo para el Govern, condenado a indemnizar con 22,5 millones de euros, una cifra que, aunque muy alejada de la que solicitaban los demandantes, suponía un desembolso importante. El Supremo acabó anulando también este pago de modo que el coste definitivo de la desclasificación aún no ha trascendido.