Imagen de la zona en la que estaba prevista la construcción del hotel. | Redacción Digital

26

El Tribunal Supremo ha confirmado la protección para sa Ràpita al desestimar la construcción de un macrohotel de lujo, de unas 1.200 plazas, en los terrenos de Son Durí, en Campos, al señalar que no se podía modificar el Plan Territorial de Mallorca (PTM) en base a una corrección de errores tal y como defendía el Consell gobernado por el PP.

La sentencia del Alto Tribunal concluye un largo proceso judicial iniciado en 2012 por parte del PSOE y MÉS per Mallorca, que además contó con una gran movilización social contra el proyecto.

La justicia, anteriormente, ya se había pronunciado contra la urbanización de este hotel pero el Consell, presidido por Maria Salom, recurrió. Ahora la sentencia es firme y condena, a la administración insular a hacerse cargo de las costas procesales que ascienden a 6.300 euros.

Por su parte, el PSIB-PSOE ha recibido con satisfacción la sentencia. La secretaria de Medio Ambiente y Territorio del PSOE, Mercedes Garrido, ha lamentado que «el ejecutivo insular del PP hiciera oídos sordos a las advertencias de los socialistas que reclamaban que no se hicieran trampas para modificar el PTM y no se hiciera perder tiempo y recursos a todos los mallorquines, ya que se ha condenado a la institución a pagar las costas del proceso».