Imagen del pleno del Ajuntament de Marratxí. | M. À. Cañellas

11

El pleno del Ajuntament de Marratxí aprobó este martes reducir un 20,2 por ciento los fondos públicos destinados a los sueldos de asesores y cargos de confianza. Un recorte que supone un ahorro de 154.000 euros anuales que se destinará al departamento municipal de Servicios Sociales.

De esta manera, el número de asesores queda reducido a tres: un jefe de gabinete, un director de recursos económicos y un jefe de prensa. Así, se elimina la figura del director de Urbanismo, cuya responsabilidad será asumida por una funcionaria del Ajuntament.

Las retribuciones de los tres cargos de confianza se han fijado en 42.500 euros anuales prorrateados en 14 pagas. De esta manera, el salario del jefe de prensa se sitúa al mismo nivel que el resto de personal eventual. Durante la pasada legislatura, la jefa de prensa cobraba 10.000 euros anuales menos que sus compañeros. La igualación de sueldos contó el martes con el apoyo también de la oposición, al considerar que era de «justicia», puesto que, para desempeñar el cargo de jefe de prensa, como en el caso de los otros dos puestos de libre designación, es requerida la acreditación de una licenciatura universitaria.

La sesión plenaria también aprobó el sueldo del alcalde y los regidores, así como las dedicaciones exclusivas y parciales. Así, el primer edil Joan Francesc Canyelles (MÉS) percibirá 49.349 euros anuales repartidos en 14 pagas y los regidores con dedicación exclusiva, 43.000. En cuanto a los ediles con dedicación parcial, ingresarán la parte proporcional al sueldo atribuido a la exclusiva.

Finalmente, en lo tocante al número de dedicaciones parciales, el actual equipo de gobierno contará con un total de ocho, tres más que el ejecutivo anterior. El alcalde Canyelles vincula este incremento a la voluntad de «pasar el trabajo de los asesores, no elegidos por el pueblo, a los regidores que sí lo han sido».