Ocho mesas de la nueva cervecería del regidor ocupan el lugar en el que antes había puestos del mercado. | Elena Ballestero

25

El ‘placero’ desplazado del mercado de Alcúdia para que el regidor Juan Luis González (PP) ocupe el espacio que él tenía concedido en el Paseo Pere Ventayol con ocho mesas y sillas de su nueva cervecería, ultima la presentación de una denuncia por prevaricación contra la alcaldesa, Coloma Terrassa, la regidora de Mercados, Carme García y el propio regidor.

La abogada del vendedor ambulante, Maria José Martín, confirmó este lunes la noticia después de que se anulara en el último momento la reunión que el afectado tenía con la alcaldesa con la esperanza de encontrar una solución a la problemática. «Estamos recopilando toda la información con el objetivo de interponer la denuncia esta misma semana», dijo Martín.

De confirmarse el anuncio, esta sería la segunda denuncia por prevaricación registrada contra la alcaldesa Terrassa y su regidor González por beneficiar presuntamente al edil con la ocupación de la terraza de uno de sus establecimientos de restauración.

En el pleno municipal celebrado el pasado miércoles González aseguró sentirse víctima de una persecución y excusó su comportamiento (no niega que incumple la normativa que está en tramitación) asegurando que la situación de su terraza es similar a la de otras del municipio.

Noticias relacionadas

Discrepancias

Por otras parte, el equipo de gobierno del Ajuntament de Alcúdia, integrado por el PP y Carme García (expulsada del PSM por pactar con los ‘populares’), aseguró que en octubre el regidor González había solicitado ocupar con su terraza el Passeig Pere Ventayol.

El registro de entrada del Ajuntament prueba una versión diferente. La solicitud de ocupación no fue registrada hasta el 6 de mayo de 2015, día en el que Ultima Hora denunció las irregularidades. Lo que el regidor había solicitado en octubre era el permiso para hacer las obras en el negocio.

Sí tramitó en tiempo y forma el vendedor ambulante la renovación de su permiso para vender en el mercado los martes y los jueves. Registró la petición el 21 de octubre de 2014. En el escrito que el vendedor registró recientemente en el Ajuntament denunciando un presunto trato de favor al regidor, asegura que el 20 de marzo de 2015, «sin comunicación previa», cuando fue a montar su puesto se encontró la terraza del concejal.