5

Los grupos de la oposición han criticado la tramitación en un «tiempo récord» de la petición para construir un nuevo acceso al polígono industrial por parte de una multinacional alemana que tiene previsto instalar un hipermercado en la antigua nave de Gesa. Tanto el PSIB-PSOE, como Independents d'Inca y Més per Inca han mostrado su sorpresa por la celeridad con la que se ha tramitado este nuevo acceso, para cuya aprobación incluso se ha celebrado un pleno extraordinario en el que se ha aprobado la construcción de este nuevo vial con los únicos votos a favor del equipo de gobierno del PP, que ostenta la mayoría absoluta.

El nuevo acceso al polígono estará situado entre la rotonda que enlaza la carretera vieja de Binissalem con la autopista y la rotonda de la carretera de Sencelles.

El portavoz de Independents d'Inca, Àngel Garcia, señala que «en el pleno de febrero ya dijimos que el PP hace urbanismo a la carta y exprés; en el plazo de diez días ha variado tres veces el convenio a firmar con esta empresa, cuando el equipo de gobierno ya había votado a favor y eso sin tener informe técnico de las dos últimas propuestas». Garcia añade que «sus únicos argumentos a favor es que "hay prisa" por hacerlo. Al final veremos cuánto nos habrá costado a los inqueros, de momento, los honorarios del arquitecto, que ya veremos si se recuperan».

Por su parte, el portavoz de Més, Andreu Caballero, coincide en calificar la política urbanística del PP inquer como «exprés y a demanda de las grandes superficies». «El PP ha modificado el PGOU a la carta, a petición y en beneficio de una multinacional alemana. Lo ha hecho en un tiempo récord ha redactado los informes y las tramitaciones necesarias. He incluso ha convocado un pleno extraordinario solo para aprobar esta cuestión», señala Caballero.

El concejal del grupo econacionalista ha lamentado que «el PP utilice los instrumentos de ordenación urbana para favorecer a las grandes empresas multinacionales en detrimento del comercio urbano, que fomenta la economía social y dinamiza la ciudad».

Tanto Independents como Més han votado en contra de este convenio, mientras que el PSIB se ha abstenido al recoger el PP algunas de sus propuestas. Aún así su portavoz, Xavier Ramis, ha criticado que el PP no haya aprovechado la ocasión para otener un mejor precio para adquirir los solares de Endesa en la calle Artà, pues la compañía ha sido hasta ahora la propietaria de la nave donde se instalará la gran superficie y por tanto, una de las partes interesadas en que prosperara este convenio para construir un nuevo acceso al polígono.

Por su parte, el alcalde, Rafel Torres, ha defendido la postura del PP en su empeño por sacar adelante este convenio con celeridad, alegando que el nuevo vial «agilizará la comunicación de otras empresas ubicadas en el polígono. Esta medida, indirectamente, favorece el desarrollo de nuevas inversiones industriales y comerciales en Inca y, por lo tanto, también la creación de puestos de trabajo».