Grada cubierta de la instalación desportiva Camp Nou de Inca.

4

Gori Ferrà, el presidente del comité local del PI-Inca, ha manifestado su denuncia hacia la carencia de mantenimiento que el Ayuntamiento lleva a cabo en la capital del Raiguer.

El equipo de Proposta per les Illes, senyala el estado de las calles, parques, jardines, e infraestructuras municipales como ejemplo de mala gestión.

«El mantenimiento de una ciudad es una de las tareas más importantes que tiene que llevar a cabo el equipo de gobierno. Esto requiere un estudio previo y una planificación seria y cuidadosa. Y sobre todo, tiene que ser ejecutada durante toda la legislatura, día a día, y no, como es habitual, 3 meses antes de las elecciones municipales». Es la queja que hace el presidente del comité local de Propuesta por las Islas en Inca, Gori Ferrà, ante el estado de «dejadez» en que vive la ciudad.

Según el PI-Inca, la ciudad se encuentra «sucia, descuidada e insegura. Poco agradable por quien viven y nada atractiva por los que la visitan».

En este sentido, Ferrà señala que «sólo hay que ver el estado en que se encuentran nuestras calles llenas de baches que hacen muy incómoda la circulación. Otro claro ejemplo son las goteras que sufren los alumnos del colegio público Miquel Duran i Saurina desde su inauguración; o los parques y jardines sucios y inseguros para los niños, con aspecto de estar abandonados, como por ejemplo el Parc del Serral de ses Monges».

Otra de las graves deficiencias denunciadas por el PI-Inca se encuentra en el Camp Nou, más concretamente, en la grada cubierta de esta instalación deportiva construida hace 17 años, «en la cual no se ha llevado a cabo ninguna tarea de mantenimiento». Y manifiesta el mal estado de la estructura metálica, «totalmente enmohecida».

En definitiva, el grupo PI-Inca reclama una ciudad «limpia, segura y agradable» para todos los residentes y confía en tener capacidad de decisión en la próxima legislatura «para poder llevar adelante todas estas mejoras»