La Autoritat Portuària sacará a concurso la gestión de nuevos amarres en la dársena del antiguo polígono naval. | Elena Ballestero

14

El proyecto de trasladar la marina seca de la primera línea turística de mar a un lugar más resguardado de la vista y prolongar el paseo marítimo de Alcúdia conectándolo con la estación marítima de pasajeros queda pendiente del proyecto que presente el futuro concesionario del polígono naval.

La Autoritat Portuària no da por válido el acuerdo firmado con el Ajuntament de Alcúdia en 2004 en el que, como contrapartida por la ampliación del puerto comercial, el Consistorio obtenía los derechos de ocupación de este espacio (además de las antiguas piscinas de Gesa) por un periodo de veinte años a contar a partir del traslado de los Astilleros Bennàssar. Merced a este convenio, el Ajuntament planeaba abrir el espacio, dar continuidad al paseo y ubicar allí la escuela de vela municipal.

La alcaldesa de Alcúdia, Coloma Terrassa, se muestra de acuerdo con la convocatoria del concurso, mientras que la oposición (PSOE y PI) ha puesto el grito en el cielo y califica de «auténtico drama» el hecho de que pueda continuar habiendo una marina seca en el lugar.

Noticias relacionadas

«En ningún caso se puede justificar ni estética ni prácticamente (genera ruido, toxicidad...) que continúe habiendo una marina seca. Si la alcaldesa lo ha aceptado, estamos radicalmente en contra», dice Miquel Llompart (PI). Pere Malondra (PSOE) muestra su preocupación también por la superficie de explotación que saldrá a concurso. «Nos preocupa que no solo se mantenga la marina seca sino que pueda suponer una ampliación», dice.

La alcaldesa de Alcúdia, Coloma Terrassa, comparte la idea de la Autoritat Portuària de que el Ajuntament de Alcúdia nunca reclamó ante el consejo de administración la concesión de las piscinas o de la zona PUAS pactada en 2004 y no entra en sus planes hacerlo ahora porque «la escuela de vela que se quería hacer allí no es para nosotros una prioridad». «La Autoritat Portuària puede sacar a concurso lo que es de su propiedad», dice.

La alcaldesa ha incrementado en los últimos meses las reuniones con los responsables de la Autoritat Portuària (ella misma es miembro del consejo) para «reconducir» el acuerdo cerrado en 2004.