Joan Lladó y Joan Llodrà, principales dirigentes de Esquerra en las Islas. | Guillem Mas

5

El PSM y Esquerra siguen sin llegar a un acuerdo para concurrir juntos a las próximas elecciones municipales de Manacor del mes de mayo. De hecho, lo que era un hecho consumado dado las buenas relaciones entre las dos juntas locales ha dado un vuelco desde la expulsión de los republicanos de Més per Mallorca.

Aunque los contactos son continuos, las diferencias supramunicipales pueden minar una coalición que tenía que encabezar el regidor Miquel Oliver, del PSM, con Joan Llodrà, de Esquerra, como número dos de la candidatura.

Desde el PSM se está ultimando la presentación de Més per Manacor que, previsiblemente, se oficializará a finales de febrero. Una hoja de ruta que, según fuentes consultadas por este periódico, no es en ningún caso excluyente.

De hecho, estas mismas fuentes apuntan a que el acuerdo está paralizado por instrucciones de la dirección de Esquerra en Palma, en detrimento de un pacto a nivel municipal que ya estaba casi acordado.