La avenida de Lluc, llena de gente hacia las diez de la mañana de este Dijous Bo. | Fuente: Facebook (Dijous Bo)

10

Inca se ha convertido este jueves en la capital de Mallorca por un día. Desde primera hora de la mañana la ciudad ha recibido una gran afluencia de visitantes para disfrutar del Dijous Bo, la feria más conocida de Mallorca y una de las más antiguas, junto con las de Llucmajor. El buen tiempo, del que no se había podido disfrutar en los últimos años, ha animado aún más el flujo de gente, que ya desde los primeros horarios ha llenado los vagones del tren, aprovechando los horarios especiales que ha dispuesto Serveis Ferroviaris de Mallorca para esta jornada.

Las primeras autoridades de Balears han arropado al alcalde de Inca, Rafel Torres, en su recorrido inaugural por el recinto ferial, que abarca más de cuarenta calles del centro. El presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá; la presidenta del Parlament, Margalida Durán; el vicepresidente del Govern, Antonio Gómez, y el conseller de Medi Ambient, Gabriel Company.

Otros políticos que se han dejado ver paseando por el Dijous Bo han sido Francina Armengol, inquera y portavoz del PSIB- PSOE, quien ha recorrido la feria acompañada por los concejales del partido en Inca, y Jaume Font, líder de El PI.

Este año, la ausencia de lluvia en la revetla del Dimecres Bo y durante todo este jueves, hace prever que la afluencia de gente hasta Inca supere todas las previsiones. El Ajuntament d'Inca ha estimado que podrían alcanzarse las 250.000 personas desplazadas hasta la ciudad a lo largo del día.

Noticias relacionadas

En total el Dijous Bo ofrece unos 500 puestos de venta de comerciantes y artesanos, doscientos de los cuales integran el Mercat Pagès, la parte que aglutina los productos y oficios más tradicionales que pueden encontrarse en la feria. Además, las principales marcas de coches y maquinaria agrícola exponen sus últimos modelos, así como todo tipo de empresas de servicios que aprovechan la enorme afluencia de gente para presentar sus novedades.

El Dijous Bo, con sus aproximadante 8 kilómetros de recorrido entre puestos de venta, exposiciones y muestras, convierte a Inca en la capital de Mallorca por un día.