Una de las construcciones en Biniatzent Baix que ordenó demoler el Consell. | Redacción Brisas

8

Simó Alba, propietario de las construcciones particulares edificadas en la finca de Biniatzent de Dalt, reclama al Ajuntament de Mancor una indemnización de 1.876.601 euros por daños y perjuicios.

Las edificaciones fueron legalizadas mediante la concesión de unas licencias de obra municipales cuando el conseller de Cooperació Local, Bernardí Coll era alcalde, y posteriormente se derribaron en marzo de 2014 por orden judicial tras anular el juez las citadas licencias.

Esta cifra se suma a los 114.000 euros que el Ajuntament ya tuvo que pagar por las obras de demolición parcial de las construcciones declaradas ilegales. El Ajuntament tiene medio año para contestar a esta reclamación.