Pesiste la polémica con el servicio de pediatría del hospital de Inca. | ANTONI POL

3

El malestar en el servicio de Pediatría del Hospital Comarcal d’Inca continúa. Ahora, los sindicatos se han opuesto de manera unánime al plan de ordenación de recursos humanos que prevé unir los servicios de Pediatría de Inca y Son Espases y el Sindicato Médico de Balears (Simebal).

Han anunciado que, en cuanto el Govern apruebe la fusión, interpondrá un recurso contencioso administrativo en el Tribunal Superior de Justicia de Balears.

Los miembros del área de Inca argumentan que «el servicio de Salut miente para justificar la fusión con Son Espases». Así, puntualizan que el documento alega la falta de especialistas y que «en febrero de 2014 y dada la insostenible carencia de especialistas se dictaron medidas urgentes para que facultativos de Son Espases cubriesen de manera voluntaria y temporal las guardias de pediatría», cosa que «no es cierta porque el primer especialista del hospital universitario no vino hasta mayo», según los pediatras de Inca.

Según los pediatras de Inca (actualmente hay cinco), «no hubo problemas para cubrir las plazas del servicio hasta mayo, cuando se genera desde la misma Conselleria cuando optan por cubrir las tres plazas de Inca con personal que trabaja en Son Espases».

Siempre según los facultativos del hospital de Inca, actualmente hay 15 personas haciendo guardias en Inca, aunque «no existen criterios clínicos parecidos, lo que puede ser peligroso porque puede inducir a errores y genera desconfianza en los padres. No somos un equipo».