Miquel Amengual (centro), junto a Biel Cerdà y Biel Barceló, en una imagen de archivo.

12

Miquel Amengual, el afiliado del PSM de Pollença expedientado por negarse a mostrar su DNI e incitar a los jóvenes a rebelarse contra las fuerzas de seguridad durante la visita del president del Govern balear José Ramón Bauzá a la sede local del PP en el 2012, ingresó ayer el importe íntegro de la multa de 3.000 euros que le ha impuesto la Delegación de Gobierno.

Amengual había reunido 3.075 euros de aportaciones de particulares y partidos políticos para hacer frente a la multa por lo que, una vez satisfecho el pago, ha decidido ingresar los restantes 75 euros en la caja de resistencia de la Asamblea de Docentes.

Amengual realizó ayer el ingreso bancario acompañado de miembros de la junta del PSM y de Francesca Crespí, madre del menor al que Miquel Amengual protegió la noche de los incidentes. Amengual siempre alegó que servía de «cabeza de turco» por «defender a unos jóvenes a los que la Guardia Civil les quería quitar el móvil».

Agotada la vía administrativa (durante estos dos años los recursos presentados ante la Delegación de Gobierno y el Ministerio de Interior no han prosperado, pese a que ha presentado hasta ocho testigos que contradecían el parte de la Guardia Civil), Amengual está obligado a hacer efectivo el pago de la multa con independencia de si desea o no recurrir a la vía judicial. No lo hará.

Miquel Amengual rechaza recurrir a la vía judicial, entre otras cuestiones, porque requeriría, además del pago de la multa, abonar las tasas judiciales y el coste de los abogados arriesgándose a una sentencia condenatoria casi segura. Amengual agradeció ayer todas las donaciones realizadas.