4

Lo que hace una serie de años fuera una de las zonas turísticas más importantes de Manacor, Calas de Mallorca, actualmente vive una situación de declive y en continuada «dejadez municipal» del núcleo costero. «Suciedad, mal estado de las infraestructuras municipales, abandono de zonas verdes, hoteles con okupas, accesos difíciles a las playas». Así lo denunció ayer el grupo municipal socialista junto con representantes de la asociación de vecinos de Calas de Mallorca. Ambos pusieron sobre la mesa toda una serie de reivindicaciones y exigieron al equipo de gobierno que prevea actuaciones en esta zona costera. «Los vecinos pagan dos millones de euros en concepto de IBI y a cambio no reciben contraprestaciones». Así lo apuntaba la portavoz socialista Amanda Fernández.

Los regidores del PSOE junto con Joaquín Rozas, Manuel Cervantes y Luis Gil, de la asociación de vecinos, mostraron una serie de fotos en las que se aprecia el mal estado de algunos espacios. Hablaron de las zonas verdes que están descuidadas. «Pagamos millones por expropiaciones de zonas verdes y no son capaces de mantener las que ya tienen», expone la portavoz socialista.

También mostraron infraestructuras deficitarias como el campo de fútbol o la ‘escoleta’ municipal. Criticaron asimismo la «deficiente recogida de basuras».