15

El Ajuntament de Calvià ha incoado un expediente sancionador de clausura de actividad «con carácter inmediato» durante doce meses y multa de 55.000 euros a un local por superar ampliamente su aforo permitido durante la celebración de un pub crawling.
El establecimiento con licencia de café, concierto y restaurante, denominado Eastenders, esta ubicado en la calle Pinada que desemboca en la conocida Punta Ballena de Magaluf. La Policía Local descubrió, cuando procedió al recuento de clientes, que en su interior se hallaban 155 personas cuando sólo podía haber 96 lo que, según el expediente sancionador, está considerado como una infracción muy grave de la ley autonómica sobre Instalación, acceso y ejercicio de actividades al superarse el aforo autorizado en un porcentaje superior al 20 %.
Los hechos ocurrieron el pasado viernes, el mismo día en que entró en vigor la nueva ordenanza municipal que regula el denominado pub crawling o excursiones etílicas cuando una patrulla de agentes de la Policía Local se personó en el citado establecimiento y pudo comprobar como al conjunto de clientes que se hallaba ya en el interior del local se incorporaba, sin ningún tipo de control del aforo por parte de los trabajadores presentes, un nutrido grupo de personas pertenecientes a una excursión pub crawling organizada por la empresa Carnage Magaluf, a los que se empezó a servir alcohol de manera casi inmediata.
Como se recordará, el Ajuntament ya expedientó a Carnage Magaluf la semana pasada con sanción de un año de cierre de actividad, por ser la empresa que organizó el pub crawling donde se realizó el escandaloso mamading. Al parecer, Carnage y los bares Eastenders pertenecen al mismo grupo empresarial británico.
Por otra parte, el PSOE de Calvià ha criticado con dureza «que las medidas adoptadas en los últimos días llegan tarde y mal y por presión mediática».
Según el portavoz, Alfonso Rodríguez Badal «se sigue actuando sin previsión ni proyecto, a salto de mata, intentando poner parches cuando la avería ya es descomunal. Las medidas adoptadas en los últimos días demuestran la desidia y la dejadez del alcalde y del Govern los últimos años».