13

El aún párroco de la iglesia de Lloseta, Paco Carmona, se despidió ayer por la noche de sus fieles durante la celebración de su última misa en la localidad. Carmona agradeció a todos los asistentes el apoyo recibido durante el último mes cuando se dio a conocer su renuncia por presiones de un sector conservador del pueblo.
El sacerdote ya no oficiará las misas que se celebren a partir de hoy y ahora el Obispado de Mallorca tendrá que hacer público el nombramiento de sus sustituto. Muchos vecinos de Lloseta lamentan la marcha del párroco.