El párroco conversa con un vecino en una imagen tomada hace dos semanas. g Foto: E.B.

5

El rector de Lloseta, Paco Carmona, se despedirá esta tarde de los vecinos del pueblo durante la misa prevista a las 19.30 horas. Ha preparado unas palabras de agradecimiento para todas aquellas personas que le han mostrado su apoyo desde que se conociera a principios de mes su renuncia al cargo por presiones de un sector ultraconservador de fieles vinculado a la sección Comunión y Liberación.

Carmona confirmó ayer tarde que el domingo ya no estará en Lloseta y que será el histórico sacerdote Tomeu Mulet quien oficie la misa dominical, aunque desconoce cuál será su próximo destino y tampoco tiene constancia de quien será el nuevo rector de Lloseta. Algunas fuentes apuntan a una reagrupación parroquial que a día de hoy no ha sido confirmada por el Obispado.

Carmona ha preparado una carta de despedida que saldrá publicada en la revista local la próxima semana.

Desde que se conociera a principios de mes la marcha de Carmona han sido muchas las muestras de cariño que ha recibido el rector. De hecho, cerca de quinientos vecinos le mostraron su apoyo firmando para que no dejara la parroquia de la Natividad de la Verge Maria.

A raíz de la polémica y la respuesta popular generada, el Coro de Lloseta, a quien algunos apuntaban como parte en las presiones al sacerdote, emitió la pasada semana un comunicado en el que aseguraba que entre sus miembros «hay pluralidad de opiniones» y anunciaba que «el coro parroquial sigue y seguirá cantando en todos los funerales, solemnidades y demás actos en los que se requiera su presencia, está el párroco que esté».

Los vecinos de Lloseta describen a Carmona como un párroco que ha abierto la iglesia a todos, creyentes y no creyentes.