Los caminos públicos de es Fangar fueron objeto de fuerte polémica durante años. | G. Alonso

1

La propiedad de es Fangar pretende recuperar las 191.000 metros cuadrados de terreno que cedió al pueblo en marzo de 2012, en virtud del acuerdo que finiquitaba la polémica de los caminos que atravesaban la finca de Son Macià.

Esta propuesta surge tras las desavenencias entre la propiedad y el Ajuntament a la hora de gestionar dichos terrenos.

La ponencia de caminos celebrada ayer dio cuenta de las valoraciones realizadas por ingenieros agrónomos que van desde los 500.000 a los 800.000 euros, basándose en los futuros usos, como su segregación y construcción de hasta tres viviendas, o explotación de esta zona forestal.

El regidor de Medi Ambient, Bernat Amer, explicó que, en un principio, el Ajuntament de Manacor no está por la labor de vender los 191.000 metros cuadrados de zona forestal. «Aunque no descartamos nada, nosotros, si todos los grupos se muestran favorables a ello, seríamos más partidarios de realizar una permuta», comentó.

En concreto, el equipo de gobierno buscaría que la propiedad de es Fangar realizara una inversión en beneficio de los vecinos de Son Macià. Así se plantearía la posibilidad de que se rehabilitaran las Cases Grans, una reivindicación vecinal para impulsar la zona turísticamente; o la compra del edificio de Ca ses Monges del núcleo.

Camino

La propiedad de es Fangar también habría planteado la 'compra' de uno de los caminos públicos que lindan con la finca. Según Amer, «de ningún modo se puede llevar a cabo su propuesta, ni negociarlo».

De todos modos, Amer consideró que cualquier paso que se de en este sentido tendrá que ser consensuado con la oposición y con la Plataforma Pro Camins Públics, entidad que consiguió la paz social con la propiedad modificando el camino principal y consiguiendo los 191.000 metros cuadrados.