El alcalde, Llorenç Galmés, visitó el mercado, que se montará todos los viernes.

2

La zona costera de Cala d'Or contará todos los viernes con un nuevo mercado semanal que se estrenó el pasado viernes en la céntrica Plaça Eivissa. Se ofrecen productos alimentarios de toda clase, sobretodo, verduras y frutas así como otros productos gastronómicos mallorquines. El objetivo es mejorar la oferta turística y una manera de fomentar la desestacionalización. La idea es que pueda celebrarse no sólo en temporada alta sino todos los meses del año.

Además de este nuevo mercado se continuará celebrando el de los domingos. Con lo que hay una oferta completa. Los visitantes podrán disfrutar de un total de 23 paradas artesanales con todos los productos hechos a mano. Se ha realizado una selección para garantizar la calidad de los productos.

Los comerciantes que instalaron el viernes la parada expusieron que «ha sido todo un éxito aunque era la primera vez y la gente lo desconocía. Las previsiones son muy buenas y estamos satisfechos de vender nuestros productos en un núcleo distinto a Santanyí» .