Se construirán muros de ‘pedra en sec’ en distintos tramos de las carreteras de la Serra. | E.E.

1

El Departament d’Urbanisme i Territori del Consell de Mallorca ha iniciado el proceso de licitación de una serie de obras previstas en un plan de actuación extraordinario, presentado hace unas semanas, que se llevará a cabo este 2014 y cuyo objetivo es mejorar la seguridad de la red viaria de la Isla.

El Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB) ya ha publicado el inicio de la adjudicación del proyecto de construcción de muros de pedra en sec en distintos tramos de las carreteras de la Serra de Tramuntana, con un presupuesto de 855.862 euros, así como la sustitución de las barreras de seguridad metálicas actuales por barreras de madera y acero en la carretera MA-2210, desde el Port de Pollença hasta el faro de Formentor, que sale a licitación con un coste de 606.590 euros. Ambas actuaciones se financiarán con inversiones estatutarias.

Además, se ha iniciado la licitación de tres obras de refuerzo del firme en la Ma-15, entre los municipios de Manacor y Sant Llorenç, por un presupuesto de 348.267 euros, en la Ma-10, entre Pollença y Escorca, por un coste de 503.814 euros y en la Ma-2210, del cabo de Formentor, por un presupuesto base de 864.250 euros, con un términio de ejecución de entre 2 y 4 meses, según las características de la carretera.