17

A las alegaciones presentadas contra la construcción de la autopista entre Llucmajor y Campos por el PSOE, cinco, las de Més per Mallorca o las más de 400, recogidas en 10 días, y presentadas por el GOB se une un amplio catalogo de elementos patrimoniales que ARCA en sus alegaciones considera que se deben defender. La barraca de cucurull de Son Isern, los sistemas hidráulicos de Son Muletó, las paredes laterales del camino de Son Gabriela, la bassa de Son Sala o el nuevo hallazgo de una cueva utilizada durante la Guerra Civil como refugio con la inscripción «B 1936 PV» son la base de las alegaciones de la entidad contra un proyecto que consideran que «por las grandes infraestructuras proyectadas y la gran ocupación y destrucción de territorio no se puede hablar de simple desdoblamiento».

En este mismo sentido, el GOB que con más de 400 alegaciones es la asociación que reclama la retirada del proyecto de autopista «por su exagerado consumo de territorio y un impacto ambiental injustificado» entre otras consideraciones señalan que seguirán con la campaña de recogida de firmas y reuniones con partidos y entidades interesadas para intentar paralizar la macro construcción, e incluso no descartan alguna movilización.

Partidos

Entre las agrupaciones políticas, Més per Mallorca registró en la mañana de ayer las alegaciones al proyecto que considera que «desmesurado y no es una prioridad». Así lo señalaba el portavoz en el Consell de Mallorca de la formación Joan Font que considera que «gastar 37 millones de euros en una autopista en los momentos actuales es una obra totalmente innecesaria». Font considera que «hay alternativas de inversiones de carácter social en la comarca más necesarias».

Por su parte el PSOE tras presentar cinco alegaciones al proyecto señaló en rueda de prensa que «estamos a favor del desdoblamiento pero las dimensiones de este proyecto son sin duda las de una autopista».