El gobierno de Sineu. En segunda fila: Pere Joan Mestre (Pi), Tomeu Mulet (PP) y Josep Oliver (Pi). Delante: Maribel Arnau, Antònia Maria Font, Pere Joan Jaume y Antoni Comas, todos del PP. | J.P.F.

6

El Partido Popular de Sineu se fractura. Tanto la junta local como los regidores que forman el equipo de gobierno están dividiéndose. A un lado, un grupo encabezado por el alcalde y presidente de la junta local, Pere Joan Jaume. En el otro, 3 de los 5 regidores que conforman el equipo de gobierno local y varios afiliados destacados, según confirmaron varias fuentes del PP. El único que lo desmintió, y solo en parte, fue Pere Joan Jaume.

El gobierno local de Sineu lo componen 7 regidores: 2 del Pi y 5 del PP. De los 5 'populares', Antoni Comas es el único que apoya al alcalde. Los otros tres, Maribel Arnau, Tomeu Mulet y Antònia Maria Font darían la espalda a Pere Joan Jaume. Cabe remarcar que Maribel Arnau es la secretaria general de la junta local.

En el origen de la división estaría el posicionamiento del PP respecto a la estatua de Jaume III, la gestión del litigio con la exsecretaria, el TIL, la exclusión de la Obra Cultural del programa de fiestas, etc. Estas posiciones las habría «impuesto» el alcalde sin consensuarlas previamente. En el trasfondo de la fractura también habría determinados gestos personales de Pere Joan Jaume, como que en diciembre se le identificara junto a miembros del Grupo d'Acció Baleà .

Votaciones

Hay que decir que en varias votaciones polémicas sobre la lengua Pere Joan Jaume dio libertad a sus regidores, y estos votaron lo que creyeron según su consciencia.

A parte de los tres regidores mencionados, otros destacados militantes como los hermanos Pedro y Marc Álvarez, el ex alcalde Oliver y otros ex regidores estarían «incómodos» con el actual presidente. Se apunta también a «graves discusiones» en el si de la junta.

Por su parte, Pere Joan Jaume reconoció «sensibilidades diferentes» en el si del gobierno pero negó que hubiera una fractura. «Yo no tengo problemas», aseguró, y dijo que él prevé agotar el actual ejercicio como alcalde.

«Cordura»

El presidente del Partido Popular de Mallorca, Jeroni Salom, sí reconoció el enfrentamiento. «Parece que hay discrepancias y se está intentando poner cordura. La situación quizás no se ha solventado a tiempo, pero nuestra voluntad es arreglarla y estamos trabajando ello», manifestó.