Previous Next
15

El Ajuntament de Manacor ha puesto en marcha una campaña para acabar con una plaga de palomas que ha provocado quejas de los comerciantes y vecinos de la zona de sa Bassa.

La Brigada Municipal, dependiente del departamento de Servicios Generales, ha puesto en marcha un operativo para proceder a la captura de estas aves. Por ello se han instalado jaulas en la tercera planta del edificio que alberga una farmacia, otra en el conocido bar s'Agrícola y otra en el inmueble municipal de Can Bauzà.

Paralelamente, en el edificio que hace esquina entre sa Bassa y la calle Major, que se encuentra abandonado y en mal estado por lo que se refiere a su estructura, se han vallado con rejilla las ventadas para evitar la entrada de palomas.

Las principales quejas iban enfocadas en referencia a la suciedad que provocan estos animales. En concreto, en dicha esquina, es habitual la acumulación de excrementos de paloma.

El regidor de Servicios Generales, Francesc Mateu, ha manifestado que «ante las quejas de los comerciantes y vecinos hemos tenido que actuar para acabar con esta plaga de palomas». Así, apunta que «por un tema de limpieza y estética hemos procedido a la captura de estos animales, que además los hay a miles».

Mateu reconoció la complejidad de la operación ya que «cuesta y mucho capturar a un gran número de ejemplares, pero poco a poco esperamos poder ir reduciendo esta comunidad de palomas en el centro de la ciudad».

De momento, la Brigada ya ha capturado casi un centenar de estos ejemplares en la zona de la plaza de sa Bassa.