El depósito ubicado ante el barrio del Serralt será objeto de una reforma estructural. | Guillem Mas

1

El inicio de la gestión pública del servicio de agua potable de la ciudad se efectuará a mediados de noviembre, una vez haya concluido la concesión de Aguas Manacor S.A. durante más de 25 años.

La empresa Societat Anònima Municipal (SAM), dependiente del Ajuntament, será la encargada de gestionar todo el servicio desde el suministro a los depósitos, pasando por las depuradoras. De hecho, el Consistorio ha alquilado unas oficinas frente a las dependencias municipales ubicadas en la plaza del Convent.

De hecho, la mayoría de empleados de Aguas Manacor S.A. serán subrogados por el Ajuntament para que sean los encargados de las tareas de mantenimiento y reparación de la red y de las infraestructuras.

El regidor de Medi Ambient, Bernat Amer, tiene previsto informar de todos los detalles en el transcurso de la Comissió de Govern que tendrá lugar este mediodía. Amer pretende acometer diferentes actuaciones para mejorar el suministro.