Previous Next
21

Con una solemnidad tal vez mayor que la del 4 de octubre de 1913 y casi con la misma expectación, el Ferrocarril de Sóller celebró anoche una gran fiesta para conmemorar el centenario de su histórico tranvía, inaugurado tal día como ayer justo un siglo antes. En el acto no faltaron, como entonces, las primeras autoridades de Balears encabezadas por el president del Govern balear, José Ramón Bauzá, y por el vicepresident del Consell de Mallorca, Joan Rotger.

Eran las 18.30 horas cuando comenzaron los actos en la estación de Sóller donde, ante un gran número de público e invitados se descubrió en la estación una placa para conmemorar esta importante efeméride.

La salida de la comitiva oficial hacia el Port se realizó mediante el mismo tranvía histórico que realizó el recorrido inaugural hace 100 años. El tranvía, engalanado con banderas de Sóller, la mallorquina, la europea y la senyera cuatribarrada inició el recorrido seguido de otros tres convoyes, que en total llevaban cerca de 500 pasajeros previamente inscritos, entre ellos invitados y medios de comunicación. El viaje fue más largo que de costumbre y los tranvías entraban en el paseo marítimo casi 45 minutos después, siendo recibidos con el lanzamiento de cohetes y fuegos de artificio.

Durante todo el recorrido por el paseo del Través el tranvía se vio rodeado de una gran cantidad de público, muchos de ellas turistas que asistían atónitos al paso de un tranvía que parecía surgido de otro tiempo. El grupo de dimonis Esclatabutzes y la Batucada de Sóller acompañaron al tranvía durante este recorrido.

Llegados a la terminal del Port de Sóller la comitiva fue recibida todavía por más público, así como por la Banda de Música y Xeremiers de Sóller, mientras se encendía un arco triunfal conmemorativo de los 100 años de recorrido del histórico y emblemático medio de transporte.

Elogios

Seguidamente tuvo lugar la parte más oficial del acto, comenzando los parlamentos el presidente del Tren de Sóller, Óscar Mayol, el cual después de pasar rápida revista a la historia del tranvía recordó que el tranvía y el tren, subsisten gracias al turismo que representa casi el 99 % de sus usuarios. Estos turistas vienen a disfrutar de un viaje que los transporta en el tiempo y a contemplar unas vistas y unos paisajes sólo perceptibles desde este tranvía.

Mayol lanzó incluso algunas críticas «a quienes diseñan cambios en estos símbolos tan nuestros sin tener en cuenta las consecuencias», en un no disimulado reproche a la modificación del trazado en el Port sin los suficientes estudios previos.

El vicepresident del Consell de Mallorca, Joan Rotger, aseguró en su turno que «el tranvía representa sin duda la imagen más típica de Mallorca y existe gracias al empuje de los impulsores y al trabajo en equipo de personas emprendedoras». Igualmente el alcalde de Sóller, Carlos Simarro destacó «la deuda que tiene Sóller con la generación que puso en marcha el Ferrocarril y el tranvía. Quiso también tener un recuerdo para toda la gente que ha trabajado durante estos 100 años» y elogió a los actuales gestores como parte de una «élite empresarial que pone Sóller entre los municipios más punteros y envidiados».

Finalmente, el president de las Illes Balears, José Ramón Bauzá, destacó que «el tranvía es uno de nuestros símbolos más importantes» y añadió que «pocas veces un trayecto de poco más de 4 kilómetros ha tenido tanto impacto social y económico como el de este tranvía». Durante el parlamento de Bauzá, y también antes a lo largo del recorrido, se oyeron gritos de «dimisión» a la vez que algunas personas le mostraron camisetas verdes y otras cantaron la conocida canción L'estaca .

Finalmente, las autoridades procedieron a la inauguración del mural cerámico obra del ceramista Joan Gardy Artigas. Este mural es un homenaje a Emili F. Miró, nieto del artista universal Joan Miró, que murió prematuramente hace un año, en reconocimiento a su amor al Tren de Sóller que se tradujo en una fructífera colaboración con los herederos del artista, que originó la concepción del Tren de l'Art, presidido por el presidente editor del Grup Serra, Pere A. Serra.

Continúa en la página siguiente

Viene de la página anterior