Aina Aguiló Bennàssar, en una imagen reciente tomada en el museo de sa Pobla. | Antoni Pol

3

La junta de gobierno de Inca aprobó el miércoles el nombramiento de Aina Aguiló como nueva directora del Museu del Calçat i de la Pell. Con esta decisión, el Ajuntament d'Inca pretende dar un impulso -o poner en marcha de una vez por todas- la infraestructura, que fue inaugurada apresuradamente por el exalcalde Pere Rotger, poco antes de ceder, en 2010, la Alcaldía a Rafel Torres.

Aguiló, que ya dirige los museos de sa Pobla y Pollença, ha sido contratada en Inca por cuatro meses e, inicialmente, solo dedicará al Museu del Calçat 20 horas de trabajo al mes. Las limitaciones del contrato se deben «a que hemos tenido que atendernos al presupuesto de 2013 [que es escaso], pero nuestra intención es que [la directora] continúe en 2014», explicó Rosa Maria Tarragó, la regidora responsable del Museu.

Tareas

Según consta en el documento aprobado por la junta de gobierno, Aguiló deberá «asesorar y coordinar» el museo, estudiar el fondo y catalogar las piezas, coordinar los asesores y voluntarios y, «como tarea principal», iniciar el proyecto museológico. Jordi Guirado y Santiago Coll ya trabajan desde hace meses como asesores del museo.

El Museu del Calçat se puso en marcha precipitadamente hace tres años. El exalcalde Pere Rotger lo inauguró pocas semanas antes de efectuar su renuncia al cargo. Entonces, la oposición resaltó que no se inauguraba un museo, sino una exposición permanente de una colección de piezas relacionadas con el calzado. En 2011 se nombró otra directora, pero estuvo poco tiempo al frente de la institución.

El último año, el actual alcalde, Rafel Torres (PP), expresó su intención de dotarlo de todos los recursos que necesita. A nivel político, nombró a Tarragó regidora del Museo, como si de un área de gobierno se tratara.